martes, 24 de marzo de 2015

Los enanitos de Blancanieves.


Erase una vez, en una tierra no muy lejana, donde los caballeros trinchan molinos de viento en las mesetas más castizas, habitaban siete enanitos acostumbrados al trabajo en el campo solariego y tan cucos eran ellos, que hasta cantando le pedían al cielo por sus cosechas, creyendo que con eso el cielo se iluminaría y caerían gotas de agua como monedas de euro en mitad de aquella sequía...

Tal era la osadía de estos siete enanos, que quisieron buscarse un mecenas que les hiciera pago por adelantado de lo que aun no habían cultivado y así, Sabio empezó a pensar como usarían tal inversión en estas tierras tan secas mientras que Gruñón disentía y se negaba a cambiar de rutina. Para disimular la tensión, Tímido cantaba enrojecido a lo bajito mientras Mocoso estornudaba tan fuerte que esparcía las semillas sobre la tierra al tiempo que Mudito los observaba tiernamente mientras que Bonachón no paraba de reírse de aquel “desastre” bueno y Dormilón, que había dejado su azada, ya se echaba la acostumbrada siesta.

Y llegó en una mañana el ansiado mecenas en forma de Blancanieves, que les prometió muchos y muy buenos remedios y les hizo creer que cuidaría de todos ellos, así que los enanitos se lo creyeron y en sus vidas la metieron… y pobre de ellos, que esta Blancanieves tan engatusados los tenía, que en realidad no veían que la popularidad que había alcanzado la cambiaría sin pretenderlo, pues a oídos de su madrastra llegó la noticia de donde vivía… ¡en mitad del campo nada menos! y como la envidia corroe el corazón, quiso hechizarla haciéndole comer una manzana maldita que Blancanieves degustó como manjar de reyes en su paraíso meseteño, más la pobre quedó condenada de por vida a un cambio radical de imagen, pues algo raro pasó con el sortilegio de la bruja de su madrasta, que no hubo nunca un príncipe azul que sintiera ganas ni tentación de besar a tan gentil dama que terminó dejando en paro a los enanitos por su desgracia y todos quedaron inmortalizados en ninots de fallas valencianas del disgusto que se llevaron.

Y colorín colorado, este cuento fue olvidado.


NOTA: Basado en el Cuento Clásico de Blancanieves y los Siete Enanitos, pero inspirado en los ninots de una falla del barrio de Ayora de Valencia del 2015 que además os traigo en fotografías más abajo. 

Este texto ha sido elaborado 
para el concurso de 
cuyo motivo es 






30 comentarios:

  1. jeje, curiosa versión del cuento de los enanitos de blancanieves. Es una versión realista y actualizada de como es la gente hoy en dia, lo has clavado !!! la pena que esos ninots, esperan ser indultados para seguir su vida anterior. Yo les indultaría !!! Fantástico Sonia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ay Carlos, todos fueron quemados el pasado 19... ni Blancanieves-Rajoy ni los enanitos fueron indultados.
      Un saludo!!

      Eliminar
  2. Pobres enanitos, no sabían a quien metían en su casa. Una cara bonita puede traer la más traicionera de las suertes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay María, uno se hace esclavo de sus palabras y esta Blancanieves prometió y no cumplió. Gracias por pasarte, un saludo!!

      Eliminar
  3. Curiosa Blancanieves que acabó dejando a los enanitos en el paro...menos mal que siempre hay una madrastra a la que culpar... Qué vuelta de tuerca al cuento!! Me gustó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Isabel, me alegro, un saludo!!

      Eliminar
  4. jajajajaja, muy divertida tu versión más teniendo en cuenta la situación española! Me ha encantado Sonia. Está padrísimo! Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, me alegro, aunque trasladar la situación española se me ha hecho durillo, pero bueno, por eso puse en qué me había inspirado. Ese Rajoy satirizado lo pedía a gritos... 😉 Saludos!!

      Eliminar
  5. Me encanta que hayas españolizado a los enanitos y encumbrados al arte valenciano.
    Muy divertida versión.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan españolizados Yolanda, les he dado vuelta y vuelta por la meseta manchega y al final han terminado en rebozados por la costa mediterránea entre fallas... Gracias por pasarte, un saludo!!

      Eliminar
  6. Saludos Sonia, muy entretenida narración y una versión muy creativa y mostrando una dura actualidad. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mery, gracias por pasarte, un saludo!!

      Eliminar
  7. Susana Le Lo25/3/15

    Joooo !!!! que triste final !!!! menudo viraje le has dado, hay que ver el rumbo tan diferente y original que puede dar la historia de este cuento.
    Besos y abrazos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja.... hay muchas versiones, este cuento se las trae... Besos!!

      Eliminar
  8. Jajajaj, pero bueno, y el príncipe qué?? Ay por favor, por unos pelillos de nada mira la que se ha liao!! Bueno, niña, qué pasa con tu ingenio?? dónde acaba??.besotes Sonia.!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... es que esta Blancanieves tiene cara de "Mariano"... ;D

      Eliminar
  9. Crítica mordaz utilizando de base el cuento de Blancanieves. Muy bueno el párrafo de los nombres, me encantó.
    Un saludo, Sonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ricardo, la idea me la proporcionó la sátira representada por el ninot. Un saludo!!

      Eliminar
  10. Hola Sonia ;) vayaaaa jajjajjajajj mi falla favorita o la que más me llamó la atención fue la de los cuentos populares, pero la que salen los tres cerditos, pinocho, y la camita porque es de noche y es hora de contar un cuento... para no perder la tradición.....
    Pero esta Blancanieves de cara bonita nada de nada, tal vez llevara una buena máscara, donde la muy tonta se pensaba que se iba a salir con la suya con esos fantásticos emprendedores de los enanitos.... y tan solo es una marianoeta jejejjejeej de otros que la manejan desde arriba... aixx..... que ni los príncipes la quieren.... ambición nos arrastra a todossss, incluidos los currelas de los enanitos ;(( Me ha gustado el visualizar este cuento en modo de realidad y actualidad.....
    pd. me hadado más espeluzno esta blancanieves que los petardos.....jejejejejjejejejjeje
    besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... dímelo a mí, que yo la vi en directo.... ;D
      Saludos!!

      Eliminar
  11. jjj...Chulo el giro que le has dado a la historia, sátira tan buena como lo son las fallas.
    un abrazo¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clara, me alegro de que te gusten las dos, un saludo!!

      Eliminar
  12. Estupendo el relato, y las imágenes preciosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mercedes, un saludo!!

      Eliminar
  13. Curiosa y original transformación la que le has dado al cuento, Sonia! Me ha encantado cómo ubicas la historia para encontrarle después un final en las fiestas valencianas. Muy imaginativo, a mí nunca se me ubiera ocurrido algo así :)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... gracias Julia, será que me han impactado mucho y las veo hasta en la sopa... ;D
      Un saludo!!

      Eliminar
  14. Muy buena combinación, Sonia entre el clásico y la actualidad. ¡Buen cuento, Sonia!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Federico, un saludo!!

      Eliminar
  15. Muy bueno Sonia, y tienes razón, "ni príncipe ni princesa, osarían besar tan horrenda jeta"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja.... gracias María por pasarte, un saludo!!

      Eliminar

¡MUCHAS GRACIAS!

¡MUCHAS GRACIAS!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...